Causas, diagnóstico y tratamiento

La Plagiocefalia

La plagiocefalia (del griego plagio: oblícuo y cefala: cabeza) ó plagiocefalia craneal, es una malformación craneal que afecta a los bebés en los primeros meses de vida, producida por una presión constante en la parte posterior del cráneo, lo que impide el crecimiento uniforme de la cabeza dado que a esta edad el cráneo es muy maleable.

¿Qué es la plagiocefalia?

La plagiocefalia (del griego plagio: oblícuo y cefala: cabeza) ó plagiocefalia craneal, es una malformación craneal que afecta a los bebés en los primeros meses de vida, producida por una presión constante en la parte posterior del cráneo, lo que impide el crecimiento uniforme de la cabeza dado que a esta edad el cráneo es muy maleable.

Esta deformidad no suele dejar secuelas, sólo las estéticas, sin embargo, sí que pueden provocar con más frecuencia, retrasos en el desarrollo motor, deformidades en mandíbula, cara ó incluso escoliosis vertical.
En la mayoría de los casos, si se detecta a tiempo, se corrigen de forma sencilla con reposicionamiento y ejercicios.

Causas de la plagiocefalia

1.- Causas prenatales (posición intrauterina)

Se produce cuando el espacio intrauterino es insuficente para el feto o la posición intrauterina no es normal.
En estos casos, al estar el feto varias semanas con escasa movilidad o en un postura anormal, se provoca una deformidad craneal.

Además es muy frecuente se provoque un acortamiento asimétrico de los músculos del cuello, lo cuál provoca tortícolis muscular congénita.
Este factor de riesgo aumenta en el caso de embarazos múltiples debido a la falta de espacio intrauterino.

2.- Causas perinetales (parto instrumental)

El uso o utilización de fórceps o ventosas durante el parto para ayudar a salir al niño o niña, puede provocar solapamiento de las suturas cusando una deformidad craneal. Se impide así que el cráneo crezca de forma normal.

La forma de la cabeza depende de qué suturas están afectadas, porque son las que separan los huesos del cráneo de un bebé.

3.- Causas postnatales

Los bebés duermen muchas horas al día, por lo que si lo hacen siempre en la misma posición, por ejemplo en posición supina (boca arriba) aumenta el riesgo de padecer plagiocefalia.

También el uso prolongado de hamacas o sillas de automóvil puede provocar malformación del cráneo.
Otra causa puede ser la presencia de tortícolis, estrabismo e incluso lesiones cerebrales que favorecen su aparición.

Tipos de deformaciones

Existen 3 tipos de deformaciones craneales posicionales, que son:
Plagiocefalia, braquicefalia y escafocefalia/ dolicocefalia.
La diferencia entre ellas es la zona de aplanamiento,
y como consecuencia de ello, la deformidad craneal generada.

Plagiocefalia

Consiste en un aplanamiento lateral desde un punto de vista posterior: es decir, se aplana el occipital (hueso posterior del cráneo) de un lado. Se asocia comúnmente a tortícolis congénita.

Braquicefalia

La braquicefalia posicional es una deformidad craneal que consiste en un aplanamiento de toda la parte posterior de la cabeza. Suele observarse en bebés que duermen largos períodos en supino (boca arriba)

Escafocefalia ó dolicocefalia

La escafocefalia posicional es una deformidad craneal que consiste en una cabeza estrecha y alta, por aplanamiento de la región temporo-parietal (lateral) con un aumento del diámetro antero- posterior.

Diagnóstico de la plagiocefalia

Lo más importante es acudir a un especialista.

Para diagnosticar la plagiocefalia es necesario visitar a un especialista para que valore al niño o niña y le realice una observación de su cabeza para que valore la movilidad de la musculatura del cuello y explore las asimetrías de la cara, orejas, pómulos y frente.

La plagiocefalia tiene como principal característica el aplanamiento de la región occipital, el abombamiento del occipital contralateral y el frontal homolateral adelantado.

Tratamiento de la Plagiocefalia

Se ha visto en diversos estudios que los lactantes con esta deformidad craneal, a la larga pueden acarrear problemas de aprendizaje, trastornos del lenguaje, problemas de percepción visual, retraso motor, y problemas de capacidad de atención. Dada la importancia de las consecuencias de una mala evolución de la plagiocefalia, es importante actuar lo antes posible.

En el momento que su bebé sea diagnosticado, o simplemente vea que la cabeza de su bebé no es simétrica, recomendamos que acuda a un osteópata para realizar una primera valoración.
Lo primero es descartar una tortícolis muscular u otras alteraciones de la musculatura del cuello.

En el caso de que exista esa tortícolis es necesario llevar al bebé a un fisioterapeuta especializado que aparte del trabajo con el bebé dará pautas a los progenitores para realizar en casa.

Es muy importante la implicación de los padres en el tratamiento de la plagiocefalia, puesto que se les dará unas pautas de posicionamiento del bebé y ejercicios que deberán realizar en casa. 

Por ejemplo, alternar la posición durante el sueño (entre boca arriba y de lado) y evitar dejarlo boca arriba cuando esté despierto, puede ayudar a la prevención y al tratamiento de la plagiocefalia.

Es muy importante empezar el tratamiento lo antes posible para que se pueda aprovechar la capacidad de remodelación del bebe por el propio crecimiento del cráneo.

Si después de aplicar estas medidas durante los primeros meses, no se ven cambios, hay que consultar con un neurocirujano para que valore el uso de un casco corrector.

En definitiva, hay que favorecer los cambios posturales y observar la evolución y ante cualquier duda, acudir a un especialista.

Nosotros recomendamos...

                                       

Consejos

¿Cómo se puede prevenir?

Los niños deben dormir boca arriba y los padres pueden alternar la postura de su cabeza hacia el lado izquierdo y hacia el derecho… al menos mientras se dejen.

Cuando esté despierto, es recomendable que el niño esté boca abajo durante algún tiempo. También es bueno tenerlo en brazos y jugar con él, evitando así apoyos prolongados de la cabeza en la misma posición.

El bebé debe estar poco tiempo en las sillitas en las que mantiene una postura fija de la cabeza. Esta situación es más evidente en las sillas que se utilizan indistintamente para su reposo y como dispositivos de retención en los automóviles.

Contacta con nosotros...

¿Quieres saber más?